martes, 27 de noviembre de 2012

Nombres propios

Una de las curiosidades que me llaman la atención de Chile es la diferencia de popularidad de los nombres propio con respecto a España. Mi nombre, Pedro, está en desuso tanto en España como en Chile. Pero en Chile tiene una connotación especial, se considera un nombre "de campo". Mi mujer se llama Claudia. Ahora es un nombre muy popular en España -fue el séptimo más usado al inscribir a las niñas en 2010-, pero en mi generación no había apenas Claudias. En cambio en Chile ya nadie se lo pone a las guaguas.
Para buscar más curiosidades voy a usar las estadísticas de los registros civiles de España y de Chile para analizar las diferencias. Por cierto, si a alguno le gusta curiosear, la estadística de España permite ver datos por Comunidades Autónomas (el equivalente a las regiones chilenas) e incluso buscar apellidos.

Los 10 nombres más usados para niñas en Chile son por este orden: Martina, Sofía, Florencia, Valentina, Isidora, Antonella, Antonia, Emilia, Catalina y Fernanda. De los 10 nombres sólo 2 aparecen entre los 50 más usados en España: Sofía (octavo), Martina (decimocuarto).

Se ve claramente la diferencia de gustos. Nombres como Florencia, Isidora o Catalina en España se consideran mayoritariamente de otras generaciones. Y aunque Antonio es un nombre común en España, Antonia es mucho menos frecuente hoy en día, y Antonella muchísimo menos.

Otra curiosidad que observo en Chile es que se usan mucho más nombres de origen extranjero que en España aun no se han asimilado. Si seguimos bajando en el ranking chileno vemos nombres como Isabella, Emily, Thiare o Rayen, que en España son muy difíciles de encontrar.

Si observamos tendencias, en los últimos años hay nombres que eran muy comunes y que se están abandonando. Es el caso de Claudia, como hemos señalado antes, Javiera, Camila, Francisca o Daniela. De nuevo nombres poco comunes en España con la excepción de Claudia y Daniela, que se empiezan a usar en estos últimos años. Entre los emergentes nos encontramos con Martina, que apenas se usaba hace una década y ahora es el nombre más común, Maite, Agustina, Trinidad, Renata, Julieta, Matilda y Matilde.

Por último, y abandono ya los nombres femeninos chilenos, me llaman la atención nombres que son muy comunes en las clases más pudientes en Chile, como Josefa o Ignacia. En el caso de Josefa resulta que mi madre se llama así, pero a ella no le gusta como suena y lo oculta -creo que me odiará siempre por escribirlo-, en cambio a mi familia chilena le parece un nombre con mucha clase. En el caso de Ignacia tenemos unos amigos en Chile que le pusieron ese nombre a su hija. En España solemos llamar Nacho a los Ignacio y me pareció curioso el nombre, pues había un grupo de pop español que se llama Nacha Pop. Cuando se lo comenté creo que no les hizo mucha gracia mi ocurrencia.

Pero dejemos de buscarnos enemigos y veamos los 10 nombres femeninos con más registros en España en 2010. Por este orden: Lucía, Paula, María, Daniela, Sara, Carla, Claudia, Sofía, Alba e Irene. Los Top 10 españoles tienen más aceptación en Chile. Aparecen Sofía como dijimos antes, María (décimo cuarto), Daniela (trigésimo quinto), Paula (cuadragésimo cuarto). Todos ellos en claro descenso.

Seguramente a muchos chilenos el resto de nombres les parecerán extravagantes o antiguos.

Curiosamente mi única hija se llama Sofía, el único nombre en en top 10 de ambos países. Prometo que no miramos las estadísticas antes de elegir nombre.

Vayamos con los varones. Los 10 nombres más usados en Chile son por orden: Benjamín, Vicente, Martín, Matías, Joaquín, Agustín, Cristóbal, Maximiliano, Sebastián y Tomás. Sólo Martín aparece entre los más usados en España, y hay que bajar al puesto 36.

Sin embargo, la mayoría de los nombres son relativamente comunes para gente de mi generación o de la generación anterior. Quizá Maximiliano sea el nombre que suene más extraño a oídos españoles.

De nuevo hay más nombres extranjeros no asimilados en España, como Franco, Alexander o Thomas.

En cuanto a tendencias pierden fuelle Juan, Luis, Javier o Ignacio, que eran más comunes hace una década. En cambio emergen nombres como Renato, Máximo, Mateo, Gaspar, Santiago y Amaro, este último probablemente debido al presentador de noticias chilenas, de origen español Amaro Gómez Pablos. Alexis también se está volviendo popular, en este caso por el futbolista del F.C. Barcelona.

Los 10 nombres más usados en España fueron Daniel, Alejandro, Pablo, Hugo,Álvaro, Adrián, David, Javier, Diego y Mario. Ente los más comunes en Chile encontramos a Diego (undécimo), Javier (vigésimo quinto), Daniel (vigésimo sexto), Pablo (trigésimo quinto) y David (trigésimo octavo). De nuevo los nombres más comunes en España tienen algo más de aceptación en Chile que a la inversa.

No hay ni un solo nombre de varón que aparezca entre los más usados en España y Chile. 

En cuanto a las tendencias en los últimos años emerge Íker, gracias sin duda al portero del Real Madrid y Mohamed, debido al flujo migratorio de la pasada década.

Por último reseñar que en Chile es casi un dogma que el niño tenga un segundo nombre. En España esa costumbre se está abandonando últimamente.


14 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aclaro que lo ocasional es el leerlo, pero que el gusto está siempre que lo hago ;)

      Eliminar
    2. Mil gracias por la aclaración. Debí haberlo revisado. Es lógico que hayan nombres mapuches entre los usados en Chile. En un rato lo tacho para evitar confusiones. Gracias de nuevo.

      Eliminar
    3. El nombre Paola también ha desaparecido.

      Eliminar
  2. Afortunadamente en Chile usamos los dos nombres, porque los apellidos son muy comunes (en algunos casos) y se prestan para malos entendidos. Además que también ocupamos los dos apellidos, siempre decimos (en este caso yo), no deje a mi mamá afuera, y exijo que pongan los dos apellidos.
    Como en Norteamérica (Canadá y EE.UU.)la mujer pierde su apellido y toma el apellido del marido,esto para nosotros los chilenos (sobretodo las mujeres) es mal visto,junto a las mujeres que firman "DE" y agregan el apellido del marido, ya que ellas dicen..."yo no pertenezco a nadie". cf

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En España es igual, usamos los dos apellidos. Es curioso que en países donde en teoría están más avanzados en igualdad entre los dos sexos tengan la costumbre de dejar fuera el apellido de la mujer.
      De hecho creo que en España ya se puede elegir cualquiera de los dos apellidos como el primero, es decir se puede poner primero el apellido de la madre y después el del padre, pero no conozco ningún caso, las costumbres y tradiciones tienen mucho peso.

      Eliminar
    2. Dejar a la mamá fuera?...¿fuera de qué?

      Eliminar
  3. Los nombres mapuches más usados o populares de mujer: Rayén, Millaray, Ayelén, Amancay y más antiguo Fresia (como mi abuela).
    Hombres: Antu, Nahuel, Newen, Lautaro, etc.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Joanna, es posible que vuelva a echar un vistazo a las estadísticas del INE chileno y repase los nombres mapuches para hacer un resumen. Un abrazo, Pedro.

      Eliminar
    2. Lo más lindo, son sus significados ;)

      Eliminar
  4. Hola Pedro, acabo de descubrir este blog, ¡que entretenido! Tengo un pregunta un tanto fea, pero ¿existe en España la misma relación que hay en Chile entre nombres y estrato social?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Existe, pero creo que no es tan acentuada como en Chile.
      Un saludo.

      Eliminar
  5. No sé como llegué acá pero Tiare y Rayen no son nombres extranjeros (como pareciera estar enmarcado en un pàrrafo), son nombres indígenas chilenos, el 1ro rapanui y el 2do mapuche, saludos!

    ResponderEliminar