jueves, 27 de septiembre de 2012

Las comidas

Hoy vamos a hacer un repaso a las palabras y expresiones que se usan para designar las 5 comidas que recomiendan los nutricionistas.

Empezamos por el desayuno. Empezamos bien, de momento usamos el mismo término en España y en Chile. La única diferencia es en qué comemos. Mientras en España optamos normalmente por el desayuno "continental" (café con tostadas y mermelada, bollería o churros, y excepcionalmente pan con tomate o leche con cereales) en Chile optan por un desayuno más salado (pan con mantequilla y embutidos, o palta -aguacate- o unos huevos revueltos). Hace un mes estuvimos de vacaciones en Benidorm y, dada la abundancia de bares ingleses, mi esposa pudo disfrutar de un buen English breakfast. Por cierto desayunar viene de des y ayunar, es decir, acabar con el ayuno (del latín ieiunāre) o abstinencia de comer.

La segunda comida debe tomarse a media mañana, y aquí empezamos con los problemas... En España a esta comida a veces se le llama almuerzo, depende mucho de la zona de España o incluso de la cultura familiar. Para otros el almuerzo es la siguiente comida, y la RAE no nos ayuda pues recoge ambas acepciones. Para complicar más las cosas en gallego se usa almorzo para referirse al desayuno

En Chile los estudiantes toman una colación a esta hora. El término colación es igualmente confuso porque el significado original es genérico (refracción) y en Italia usan el término colazione para referirse al desayuno. Vendría de "prima colazione" (primera colación) y con el tiempo se ha ido perdiendo el "prima". La austeridad que pregona Mario Monti.

Se recomienda que se tome una o dos piezas de fruta a esta hora, pero en España empieza a haber gente en España y Chile que prefiere fusionar el desayuno y la posterior comida y hacer lo que se llama en inglés un brunch (mezcla de breakfast -desayuno- y lunch -tercera comida-).

Una vez hablando con una pareja de amigos ingleses nos explicaban que "tomar once" podría venir del término inglés elevenses, que no es otra cosa que una ingesta ligera a media mañana, similar al té de las cinco, pero a eso de las once (eleven en inglés). Curiosamente buscando información para el artículo me he encontrado con que en el País Vasco tienen un término similar (hamaika).

Pero aquí algo no cuadra. La once se toma en Chile en la tarde, como veremos más adelante. He buscado el término en los Chilenismos (1875), de Zorobabel Rodríguez y me he llevado una pequeña sorpresa:
"Por la refraccion que se toma a medio dia, es palabra castiza; aunque no sea fácil encontrar ejemplo de ella en los escritos de los clásicos.
Como que la dicha colacion deriva su nombre de la hora en que se toma, carece de plural i es un disparate decir: amos a tomar las onces. (...)
Es por tanto, aunque curiosa, completamente antojadiza la etimolojía que atribuye al vocablo cuestionado el señor Vicuña Mackenna en el siguiente pasaje de su Historia de Santiago:
<<I era tomar entre el desayuno i la comida, por via de confortativo un poco de mistela o aguardiente, i por las once letras de este último llamaban esta distribución o parvidad las once>> "
Así que curiosamente el término viene de España y hace algo más de un siglo se refería a esta segunda comida. En cualquier caso hoy en día, a esta comida entre el desayuno y la tercera comida, nadie la llama once en Chile.

Almuerzo en el Bar El Regreso del Winnipeg
Sigamos, después de mediodía llega la comida principal. En España, como hemos dicho, algunos lo llaman almuerzo, al igual que se hace en Chile, otros, entre los que me encuentro, lo llamamos comida, lo cual a mi mujer le resulta confuso, con razón, pues usamos el mismo vocablo para referirnos al alimento en general ("la nevera está vacía, tenemos que comprar comida"). Como en el tema del almuerzo la RAE nos da la razón a ambos.

Proseguimos, a media tarde llega la cuarta comida. En España se trata de la merienda. En Chile en cambio muchas veces se convierte en la última comida del día, la retrasan un par de horas, comparado con España, y lo llama tomar once. Generalmente consiste en tomar té y lo acompañan con algo relativamente ligero, similar al desayuno (pan con palta -aguacate-, embutidos, mantequilla...).

¿Cómo pasó de ser la once de una comida a las 11 de la mañana a una comida vespertina? he buscado en los libros que suelo consultar y no he encontrado más referencias a este término posteriores a 1900. Sin embargo en Etimologías de Chile Miljenko Marinkovic apunta a que podría ser por el cambio de los hábitos laborales pasando de trabajar duramente en el campo al horario de oficina.

En la noche llega la última comida, la cena. En Chile sólo algunas familias la toman, según mi mujer esa es una "costumbre antigua".

Existe un término que siempre me ha hecho un poco de gracia. Cuando uno sale a dar un paseo o a una excursión, y lleva algún refrigerio para aliviar el hambre, en Chile usan el término cocaví, que proviene del quechua ccocaui. Hasta hoy he estado convencido de que el término venía de los Boca Bits de Matutano (para que nos entiendan en Chile, un suflé de la marca Evercrsip). Lo que hace la ignorancia...




11 comentarios:

  1. Segun la informacion que yo tengo en relacion a LA ONCE..es la siguiente. Cuando llegaron los Ingleses a Chile.ellos tenian por costumbre a eso de las 11 de la mañana parar sus actividades laborales para reunirse a tomar..lo que en España seria UN CHUPITO..como ellos no querian que los obreros o empleados chilenos se dieran cuenta que se reunian a beber a esa hora..se decian entre ellos como en codigo VAMOS A TOMAR LAS ONCE..que provenia de LAS ONCE LETRAS QUE TIENE LA PALABRA..AGUARDIENTE....y de alli los chilenos le pusieron a ese momento que se da entre el almuerzo y la cena LA ONCE......Nina Escudero

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi opinión el origen de la expresión son los elevenses, como indica Rodríguez, pero muy probablemente se empezó a usar picarescamente como clave para salir a tomar un aguardiente, guardando las formas.

      Gracias, Nina

      Eliminar
  2. El origen de la expresión tomar once proviene de soldados chilenos, quienes, cuando estaban en campaña y por la tarde bajaba el frío, necesitaban calentar el cuerpo y lo hacían con agua ardiente, pero como se trataba de alcohol, para disimular, lo llamaron once, pues agua ardiente tiene once letras. Luego se popularizo el término hasta hoy.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Personalmente me parece más una leyenda urbana, pues de hecho la misma versión la he oído de trabajadores en la mina, de los obreros en la fábrica, etc. Tiene más sentido que venga de la costumbre inglesa. Pero es sólo mi opinión, no está del todo claro el origen.

      Eliminar
  3. ¡Que curioso! pues a mi una profesora de castellano en el colegio me contó una historia muy similar a la del origen inglés. Decía que las señoras de clase alta cuando se juntaban a tomar el té (en la tarde, tipo 5pm), solían ponerle un poco de "malicia" (o sea, aguardiente) y para disimular le llamaban "tomar once" por las 11 letras que tiene "aguardiente"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay infinitas versiones con el tema del aguardiente por lo que veo :)

      Eliminar
  4. En el norte de México nosotros tomábamos el desayuno temprano por la mañana y siempre era café con pan dulce. A la misma hora, otras familias almorzaban, ya fuese huevos con chorizo y frijoles con tortillas de harina o similares. O sea, que el desayuno era dulce y ligero y el almuerzo salado y un poco más pesado. Por supuesto que quien almorzaba también podía terminar con un poco de pan y café. Me imagino que eso dependía del presupuesto familiar.
    La comida se hacía alrededor de las 12 de mediodía, a media tarde se acostumbraba una merienda ligera y por la noche, entre 7 y 8, la cena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué interesante conocer las culturas de cada país. La semana pasada vinieron unos compañeros de trabajo australianos e intentaron ir a cenar a eso de las 8. No encontraron ningún sitio en madrid que les sirvieran a esa hora. Luego otra compañera dijo que se acostó a las 10 porque estab acansada y le preguntaron si se suponía que eso era pronto... Aquí sí.

      Eliminar
  5. Mi mujer me dice a veces "salgamos a comer", para referirse a ira cenar a un restaurante. No sé si esto es generalizado..lo que está servido es la confusión jejej...oye Pedro disculpa por llenarte el blog de comentarios. Es que mañana es feriado y me lo estoy leyendo todo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin problemas, a los blogueros nos encanta ver el blog lleno de comentarios. Por cierto ese "feriado" se te ha pegado del chileno.

      Eliminar
  6. He encontrado referencia a las once en una entrada de un diccionario geográfico que contiene voces de americanismos por Antonio de Alcedo, publicado en 1789. Ya hace referencia al consumo de liquor (rosoli) - parece que el origen es bastante más antiguo de lo pensado, ni tan exclusivamente chileno.


    "HACER LAS ONCE.
    Llámase así la costumbre que hay en todos los paí-
    ses cálidos de la América, de sacar á las gentes que
    están en visita rosoli, por que con el excesivo calor
    están disipados y languidos de lo que sudan, del mismo
    modo que se saca por la tarde de refrescar. "

    ResponderEliminar