lunes, 28 de abril de 2014

Color plomo

La semana pasada hablábamos de los colores de Chile, el naranjo y el café, que no se usan en España. Una lectora me contestó que me había faltado uno. El color plomo, y tiene toda la razón, el color plomo no se usa en España, en cambio en Chile no se usa el color gris. Imperdonable mi olvido.

Vamos a contextualizarlo, efectivamente en Chile se usa popularmente el color plomo en lugar del color gris. De nuevo no es algo exclusivo de Chile, en otros países también se usa el color plomo, un vistazo rápido me ha postrado páginas argentinas, venezolanas y nicaragüenses, pero no de un modo tan extendido como en Chile.

Como es habitual, me he puesto a bucear en la biblioteca de Google para ver el origen y he visto que en los siglos XVI a XVIII se usaba el término color plomo en libros de química o alquimia y eventualmente se usaba “color de plomo” en algunos textos. En 1828 encuentro por primera vez el “color plomo” y lo encuentro en un documento chilenos, el Boletín de las leyes i de las ordenes i decretos del gobierno, cuyos autores son José A. Gandarillas, José Clemente Fábres y Fernandez y Felipe Herrera. En este libro hay una parte en que describen la vestimenta de los alumnos y empleados en los Institutos Nacionales:
Dentro de la casa vestirán en verano pantalon y casaca corta de brin color plomo, corbata negra, gorra de piel del color del vestido, y zapatos de becerro o cordoban

Sin embargo no es algo exclusivo chileno, ni siquiera hispanoamericano, en España también surgen en el XIX publicaciones usando el “nuevo” color, como podemos ver en el Diario de Avisos de Madrid del 1 de julio de 1831:
Al acreditado almacen de medias de la calle Montera; posada nueva de la Gallega, frente al café de S. Luis, ha llegado una gran remesa de medias de estambre de color plomo, negras, blancas, de algodon grises aplomadas de tres hilos de todos tamaños
En las siguientes décadas siguen apareciendo publicaciones en distintos países, pero hay una mayoría clara de publicaciones en Chile.

La RAE sin embargo no concede a plomo la acepción de color. Días plomizos en la Academia cuando obviaron este uso de la palabra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario