viernes, 13 de diciembre de 2013

El santuario de Lo Vásquez

El pasado 8 de diciembre, día de la Inmaculada Concepción, es tradicional que los algunos chilenos peregrinen al Santuario de la Virgen de Lo Vásquez a obtener favores de la virgen o agradecer favores concedidos (pagar mandas). El santuario está ubicado en la comuna de Casablanca.



Voy a aprovechar el artículo para hablar de algo típico de Chile y es nombrar lugares con el “Lo” y así contesto a un lector anónimo que hace un par de meses me hizo la siguiente pregunta:
Pedro, ya que estás inmerso en esto de la idiosincrasia, expresiones, dichos, etc. de Chile, me podrías aclarar o más bien enseñar el por qué a ciertos lugares en Chile se le antepone el " Lo ", ejemplo: Lo Caña, Lo Valledor, Lo Valdéz, Lo Pinto, Lo Lo Barnechea, etc. porque hay muchísimos más.
Gracias, por promover nuestra cultura siendo extranjero, ni los Chilenos en realidad la conocemos en su totalidad.

La respuesta ya la da Zorobabel Rodríguez en 1875 en su Diccionario de Chilenismos. Resulta que en aquella época ya se usaba el “Lo” tan particular chileno
Lo de, que se usa solo por la jente del campo es un exacto equivalente de la preposición francesa chez, — ¿A dónde estás alojado?— Lo de mi compadre el inspector, esto es «en casa de mi compadre el inspector.» 
Cuando el sentido del verbo así lo exije se antepone a lo de la preposición a.
“Fuí a lo de D. Samuel”
(Murillo. — Una víctima del honor.)

En vez de la locución indicada, los mas ignorantes entre los rotos i destripaterrones suelen usar la preposición chilena enta: «Fui enta D. Samuel.» «Voi a demandarte enta el subdelegado.»

No pasaremos en silencio tampoco el uso que hacemos de lo anteponiéndolo al apellido de los propetarios de los fundos para formar el nombre propio de éstos. Así por ejemplo, la hacienda que perteneció in illo tempore a un Aguirre, se llama hoi Lo Aguirre: la chacra cuyo dueño fué un López, es conocida con el nombre de Lo López, etc. ¿Qué decir de semejante costumbre?

La hemos visto consurada por la prensa, pero en virtud de razones que en nuestro concepto no son tales. Para nosotros, que no hemos aceptado nunca la teoría del señor Bello, según la cual, en construcciones como lo bueno, el lo seria sustantivo i bueno adjetivo; para nosotros que creemos precisamente lo contrario, nada tiene de raro que la idea compleja que traen a la imajinacion, Aguirre o López en las locuciones citadas sea modificada por el artículo lo.

En confirmación de lo dicho copiamos el siguiente pasaje del Diccionario etimolójico de Monlau, voz España:

''Segun unos España se llamó primeramente Pania, de Pan, capitán de Baco i gobernador que fué de nuestro territorio, así como Luso dio nombre a Lusitania (el Portugal) añadiéndose la s o is i diciéndose Spania, Hispania, bien por mera eufonía, bien como equivalente a lo de, esto es lo de Pan, lo que poseia o administraba el gobernador Pan en aquellos tiempos ante históricos.»

Nuestro colaborador el señor Páulsen no cree necesario recurrir a la gramática para defender la locución de que tratamos. He aquí su doctrina:

«Para explicar la simple supresión de la preposición de no recurriremos a la gramática. La supresión de esta de es comunísima en castellano: hojalata, telaraña, Puerto Cabello o Puertocabello, Puertomontt, o Puerto Montt, (que a no dudarlo será andando el tiempo Puertomon. »
«Me parece ridículo anteponer el lo a los nombres de fundos siempre que con ellos se designen lugarejos o grandes propiedades que puedan considerarse ya como puntos jeográficos. Así se dirá: Espejo, Águila, Aguirre, i no Lo Espejo, etc. Sin embargo, si se trata de designar la propiedad del señor Espejo, del señor Águila, del señor Aguirre, se dirá mui bien: lo de Espejo, lo de Águila y lo de Aguirre. Yerran, pues, groseramente los que datan sus cartas: Lo Espejo o sea Lo de Espejo, »

Me temo que el señor Páulsen –aparte de errar con su predicción sobre Puerto Montt- no estaría muy contento al ver que el Lo ha terminado por entrar oficialmente en el nombre de los lugares. La fuerza del uso popular del idioma ha podido con las rígidas normas de la lengua.

Aclarado lo del Lo pasemos al Vásquez, que es hermano de mi apellido (Vázquez). Me suele pasar en Chile que tengo que aclarar cuando digo mi nombre que son “las dos con zeta” como supongo que a los Latinoamericanos que vengan a España tendrán que decir “la primera con ese”. Hace unas semanas corregí en broma al periodista chileno afincado en España John Müller por escribir mal el apellido del presidente de Iberia.

Existen dos teorías sobre el origen del apellido, una que viene de “hijo de Vasco” y otra de “hijo de Velasco”. Antes de que Colón partiese a América la pronunciación de la ese y la zeta en español eran similares aunque no idénticas. Esto podría haber causado que por error se empezase a popularizar el Vázquez y Velázquez en lugar de Vásquez y Velásquez. Mientras que en América se mantuvo la ortografía original (con ese) en España predominó la alterada. Por ello el apellido tiene distinta ortografía a ambos lados del Atlántico. Ahora, si nos ponemos puristas la ortografía más correcta es la americana.

Y ahora pasemos a contar algo del santuario de Lo Vásquez, que es lo que nos ha traído hasta aquí.  El origen está en los años 40 del siglo XIX. Don José Ulloa construyó una ermita financiada con donativos en el jardín de su cosa, y en ella colocó una imagen de la Virgen María. Sin embargo, como muchas personas la querían visitar la trasladó  a un galpón (casa grande, cobertizo o almacén, para que lo entiendan los españoles) que construyó al anterior dueño de la casa,  Vicente Vásquez. Ulloa habilitó el galpón como capilla y pidió a un sacerdote que diese misa en ella.

En los años 50 del siglo XIX se construyó una nueva capilla ya fuera del jardín de la familia Ulloa y se trajo de España una nueva figura de la virgen. La capilla fue parcialmente destruida por el terremoto de 1906 y se construyó un templo más grande y en 1913 se trae de Santiago una nueva figura de la virgen, aún más grande que las dos anteriores. Con los años las visitas a este santuario han ido creciendo en popularidad y este año ha recibido más de 800.000 visitas solo en estos días festivos.

5 comentarios:

  1. Excelente blog, pero mucha generalización en este post. No conozco a una persona que haya ido a Lo Vásquez, la mayoría conocemos esa tradición católica solo viendo las noticias de c13, Considerando que el 18% de los católicos es observante, la cifra ni siquiera es representativa.

    "es tradicional que los chilenos / «que aprox. 600mil chilenos" peregrinen al Santuario de la Virgen de Lo Vásquez a obtener favores de la virgen o agradecer favores concedidos (pagar mandas)"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón en tu comentario. Cuando me sea posible lo corregiré. Muchas gracias.

      Eliminar
  2. interesante, yo tambien soy vasquez pero a pesar de ser chileno son muchas las veces aca en Chile,en que debo decir o corregir cuando ya ha sido escrito mi nombre que la primera es con s

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué curioso, eso sí que me sorprende. Un abrazo.

      Eliminar
  3. Gracias! Excelente blog. Me encanta la etimologia, y me aclaraste una gran duda.

    Saludos desde el sur de EE UU.

    ResponderEliminar