martes, 11 de agosto de 2015

Moretón y retorcijón

Desde hace unos pocos meses sigo el blog Así como lo pienso de Lai, una barcelonesa que vive en Chile y que habla sobre crianza. Mi hija de 4 años, y que ahora le ha dado por decir a todo el mundo que su papá está loco es el principal motivo. Esta mañana leí su último artículo sobre el colecho y al llegar a una parte donde habla de los moretones motivados por las caídas de su hija algo conectó en mi cerebro. Efectivamente, toda mi familia chilena habla de moretones, pero en mi casa siempre hemos dicho morAtones, ¿era una palabra que pronunciábamos mal en mi hogar o era una de esas palabras que evolucionan diferente a ambos lados del Atlántico?
 
Moratón o moretón, foto de Silvia Siles
Como siempre, me puse a investigar, y de hecho moretón y moratón aparecen en el Diccionario Panhispánico de Dudas, Y dice lo siguiente:
moretón. ‘Cardenal (moradura de la piel)’. Esta es la forma originaria y la única usada en el español de América: «Le tocó a ella ponerle emplastos en los moretones» (Allende Eva [Chile 1987]); en España, moretón, forma preferida en zonas como Andalucía, Canarias o Cataluña, alterna con moratón, mayoritaria en el habla culta del centro peninsular: «El paso del tiempo iba borrando de los pechos las marcas de los mordiscos y los moretones» (Mendoza Ciudad [Esp. 1986]); «Tiene un moratón en la frente» (Merino Choz [Esp. 1987]).

Buscando un poco más me he dado cuenta de que moretón es anterior a moratón, ya aparece en el Diccionario de la RAE de 1884, mientras que moratón sólo aparece en 1992.

Probablemente moratón sea una corrupción de moretón por mayor similitud al original morado, que se habría originado en Castilla. Sin ir más lejos aparece en Cinco horas con Mario de Miguel Delibes:
y te caíste, lógico, por eso te salió aquel moratón en la cara

Mientras moretón se seguía usando en otras zonas, como en La sombra del viento (2001) de Carlos Ruiz Zafón:
dejar a la Bernarda de vuelta en su casa con la virtud intacta pero un par de buenos moretones en las nalgas

Esta curiosidad me hizo recordar una anécdota de mi amiga Vivi, de Perú, que haces unos años vivía aquí, en Madrid. Nos contaba que corregía a los españoles cada vez que decíamos retortijón, si lo correcto era retorcijón. Si es la acción de retorcerse, con ce, lo lógico es que sea así.

De modo que también me he puesto a buscarlo. Y en este caso hay empate técnico. El Diccionario académico recoge ambas, aunque la definición de retortijón es más específica para hablar de las tripas, y ambas son correctas como algo genérico (una parte del cuerpo que se retuerce, como una torcedura). Y además la RAE acepta retortijón desde 1737, mientras que retorcijón sólo aparece en 1803. 

Sin embargo en los diccionarios anteriores al de la RAE retortijón aparece en Thesaurus utriusque linguae hispanae et latinae (1679) de Baltasar Henríquez, mientras que retorcijón aparece en Diccionario muy copioso de la lengua española y francesa (1604), de Juan Palet, y no aparece como torcedura, no, que sin saber francés se entiende bien: “tranchee de ventre”. Ventre > vientre. Y si quieren rizar el rizo, con la misma descripción aparece retoción (sin jota ni ce) en Tesoro de las dos lenguas francesa y española (1607) de César Oudin.

¿Y cuál es la usada en Chile? En Yo, Violeta (2010) de Mónica Echeverría aparece:
Permanezco callada, pero la barriga comienza con sus retorcijones, y los ladridos de los perros y los cacareos de las gallinas de la huerta vecina

Y en La suma de los días (2007) de Isabel Allende:
A su vez, él se resignó a mis peculiaridades: los problemas emocionales me producen retortijones de barriga y dolor de cabeza, no puedo ver películas sanguinarias, no me gustan


Así que ambas válidas y ambas usadas. Tanto da retortijón como retorcijón. Pero si no tenéis la necesidad de usar ninguna de las dos, ni moratón o moretón, mucho mejor.

14 comentarios:

  1. moratón nunca la había escuchado antes.

    ResponderEliminar
  2. Antes de nada, gracias por la mención al blog.
    Si tu hija dice que su papá está loco debe tener algo en común con la mía mayor, que hace ya un tiempo largo que lo predica...pero aquí parece que nadie se asusta.
    Del moretón, yo siempre había pensado que moratón estaba mal dicho. Para mi allí y aquí ha sido siempre moretón. Gracias por la aclaración :)
    Y aun más gracias por la aclaración de retortijón, que es como lo he llamado yo siempre, y me han correjido más de una vez como retorcijón. Ahora ya tengo respuesta para ello. Cada día se aprende algo nuevo.
    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un placer, Lai. Disfruto mucho de tu blog, y también de las ocurrencias de mi hija, cuando le pregunto si le gusta que su papá este loco dice que sí. :)

      Eliminar
  3. Pedro. Con todos los respetos para tu blog sobre las diferencias semánticas que, si bien, me parece interesante. Intentar justificar el español o castellano en un país como Chile, donde puede ser probablemente el lugar del mundo hispanohablante donde lo han profanado, ultrajado, transformado, mancillado, maltratado....la verdad que no sé ni cómo calificarlo. Allí donde la rica lengua castellana ha quedado reducida a su uso con la mitad de vocablos (lógicamente esa falta de vocabulario la compensan con una segunda palabra a modo de sufijo para distinguirlas), en el que destrozan la gramática y los tiempos verbales (a la par con Argentina) o donde apenas se lee y se cometen tantas faltas de ortografía incluso a niveles universitario, prensa, anuncios, estatal o cualquier otro medio de los considerados cultos (sin contar ya el total y absoluto desastre en el empleo de la s, c y z).
    Eres políticamente correcto y tratar de congraciarte con la población chilena te traerá muchas simpatías (todo lo contrario que a mí este post) pero ya sabes cómo somos los españoles, llamamos a las cosas por su nombre y, si bien es cierto que esto no está muy bien visto por aquellos lares (donde gusta más oír palabras agradables) de vez en cuando se agradece decir las cosas como son.
    Saludos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juan, respeto pero no comparto tu opinión. En Latinoamérica se conservan palabras que han caído en desuso en España. Es lógico que haya cambios por la distancia física pero eso ni tiene por qué significar un empobrecimiento del idioma y puede ser visto como un enriquecimiento, términos como pololo o tincar me parecen grandes aportaciones a la lengua.
      Respecto a la fonética de la s,c y z, es algo que proviene de España, en la época en que colonizamos América la fonética de la c y z eran como una s suave, en partes de España se optó por diferenciarlas para evitar confusiones acentuando la diferencia mientras en otras zonas como parte de Andalucía, Canarias y los pueblos americanos lo que hicieron fue converger los dos tipos diferentes de s fonéticas.
      Te digo, lo que expreso no es porque quiera ser políticamente correcto, es lo que opino, en otras entradas me han acusado de ser parcial y decir que el castellano de España es el correcto, según el término que investigue opino en base a lo que me parece correcto, a veces me parece que en Chile han corrompido una palabra, en otras ocasiones me doy cuenta de que en Chile siguen usando la original y la corrupción ha ocurrido en España.

      Eliminar
    2. Hola Juan. Con todos los respetos también, no creo que el propósito de este blog sea erigirse en el de autoridad lingüística para determinar quién o en qué país se habla peor o mejor. En mi experiencia personal, el blog me ha servido para tres cosas: primero, para entender mejor a mi mujer (ella es chilena y yo español); en segundo lugar como cura de humildad, puesto que al principio pensaba que yo tenía la razón en todas mis discusiones con ella acerca del idioma; y en tercer lugar, me lo paso bien leyéndolo, me siento reflejado en muchas situaciones y además aprendo mucho, puesto que está todo perfectamente documentado; todo lo contrario a los juicios de valor que aprecio (¿con algún deje de resentimiento?) en tu comentario.
      En algún comentario mío a otros posts le pregunté a Pedro explícitamente: “ok, entonces según lo que dices X es una incorrección” y él me respondió: “YO ENTIENDO que sí”. Destaco en mayúsculas “YO” y “ENTIENDO”. Y es que, volviendo a mi idea del comienzo, según mi criterio, perdemos de vista el objetivo del blog.
      Ahora, puestos a echarnos incorrecciones a la cara ¡Cuidado! No te pase como en el refrán de la viga y la paja. Por ejemplo, el leísmo de Valladolid –donde se habla el mejor castellano, dicen- o el uso del pretérito perfecto simple versus el compuesto para acciones finalizadas en tiempos no acabados; el artículo determinado antepuesto a los nombres propios de personas; uso del condicional en vez del subjuntivo (“si lo sabría te lo habría dicho”); “contra más”, “renstricciones”, “inflacción” (esto escuchado en profesores de mi universidad). ¿Conoces la canción de Mecano donde dice claramente “…Tú CONTESTASTES que no”?. También términos de amplio uso en los medios de comunicación (“alcaldable”, “nominaciones al Óscar”, “Nóbel”) y del ámbito deportivo/futbolístico…mejor no hablo.
      En resumen: disfruto, aprendo, discuto menos con mi mujer, la entiendo mejor y hago más autocrítica. Cosa que agradezco a Pedro, que me da todos estos beneficios por un módico precio: gratis.

      Eliminar
    3. Gracias, caroloking, creo que esa es la idea, reflejar cómo hablamos en distintos lugares, con nuestros modismos, impurezas...y como intento resaltar al inicio del blog, ni soy lingüista ni nada, simplemente reflejo lso contrastes con los que me voy encontrando.

      Eliminar
  4. Me encantó tu blog, y los datos que presentas son muy interesantes. La verdad es que en Chile se dice retorcijón "aquí y en la Quebra'a del Ají", he vivido en el sur, centro y ahora norte de Chile, y nunca he escuchado a alguien decir "retortijón" y menos "barriga", Isabel Allende se expresa así en sus libros porque son para un público internacional, pero cuando se enferma del estomago lo más probable es que diga "tengo un retorcijón de guata". Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La de Isabel Alende no es la única cita que encontré de retortijón, y dudé en ponerla por su perfil tan internacional, pero como era la autora más conocida que encontré decidí usar su cita. Ahora, puede ser que en los otros casos también sean autores influidos por editores españoles, no lo sé.

      Eliminar
  5. Muy buen blog. Cierto no decimos retortijones ni moratones. Tampoco tripa ni barriga, si estomago y guata. Comparto. Saludos A ver si dedicamos un blog a las frutas y verduras. Que puse en mi pagina una foto de aguacate y su historia en España. En Chile le decimos palta. Saludos. Polilla Trujillo.

    ResponderEliminar
  6. En todo mi vida en Chile nunca he escuchado a nadie usar moraton ni retortijon. Isabel Allende tampoco es una persona común y corriente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como digo más arriba, lo he visto en otros autores, pero quizá se trate de una corrección de los editores para adaptarlo al mercado español.

      Eliminar
  7. En todo mi vida en Chile nunca he escuchado a nadie usar moraton ni retortijon. Isabel Allende tampoco es una persona común y corriente.

    ResponderEliminar