martes, 17 de junio de 2014

Taca-taca

Papudo. Verano. Una de esas noches tranquilas con pocos planes. ¿Qué tal si bajamos a los juegos de la playa? Ya. Frente a la costanera (paseo marítimo) se coloca una empresa de juegos recreativos durante los meses de enero y febrero. Tienen billares, bingo, videojuegos como los de finales de los 80 y los taca-tacas.

¿Taca-tacas? Me preguntaba qué tipo de juego sería ese. En España un taca-taca es como llamamos al andador que usan los ancianos cuando necesitan ayuda para caminar o los niños cuando están aprendiendo (por cierto, desaconsejados por los pediatras, mucho ojo).

Enfilamos el camino y lo que me encuentro son… ¡¡unos futbolines!!

- ¿Llamáis taca-taca a esto? 
- Obvio, poh, ¿cómo los llaman en España si no? 
- Pues futbolines, porque son como fútbol en miniatura. ¿Por qué los llamáis vosotros tacataca?
- Por el ruido que hacen al jugar taca-taca taca-taca ¿Una partida?

¡Ja!… A los españoles nos vais a enseñar a jugar al futbolín, si lo inventamos nosotros… Así que ahora que está el Mundial en pleno apogeo con un España-Chile que nos puede mandar los españoles a casa y clasificar a la verdadera Roja para octavos. Voy a ver la historia del futbolín.

La primera sorpresa que me he llevado es que hay dos versiones del futbolín o taca-taca, la española y la del resto del mundo. La universal fue inventada en 1921 por un inglés (Harold Thornton), aunque hay documentados diversas versiones previas del juego en distintos logares del mundo. Se caracteriza por que los jugadores tienen una sola pierna, la mesa está curvada para evitar que la pelota se detenga y la formación es un 2 – 5 – 3.

La versión española la inventó Alejandro Finisterre en 1937 para entretener a los niños heridos como él por los bombardeos de la Guerra Civil, inspirándose en el tenis de mesa. Al exiliarse en Sudamérica se llevó consigo la idea y se extendió. Se caracteriza por que los jugadores tienen dos piernas, la mesa es plana y la formación es un 3 – 4 – 3.

Lo curioso es que en mi adolescencia yo jugué bastante al futbolín en los recreativos de mi pueblo, pero resulta que la versión a la que yo jugué no era la española, sino la universal. Los jugadores estaban pintados del Real Madrid y del Atlético de Madrid.
Futbolín por sporras

Recuerdo en mis veranos en un pueblo murciano haber jugado a la versión española del futbolín, que en su momento yo no reconocí como española sino una versión extraña profana y extraña para mí, con los jugadores pintados del Real Madrid y del F. C. Barcelona.

En Chile volví a encontrarme con la versión española del futbolín, o taca-taca, pero esta vez los jugadores iban “vestidos” de distintos clubes o selecciones. No desvelaré los resultados, pero sí que hacer ruleta (girar a los jugadores 360 grados) no está permitido y que tengo razones para apelar la validez del encuentro.
 
¿Cobreloa contra Colo-Colo o Alemania contra Holanda?
¿Unión Española contra Magallanes o Chile contra Argentina?
No es extraño que los nombres sean distintos, en cada país lo llaman de un modo: En Argentina metegol, en Bolivia futbolín en Colombia y Costa Rica también usan futbolín o futbolmesa, en Ecuador futbolín o futbolito, en El Salvador, México y Uruguay futbolito, en Guatemala futillo, y en Perú y Venezuela fulbito de mesa, fulbito de mano, fútbol de mesa, futbolín o futbolito. Me imagino los dolores de cabeza que habrán sufrido los encargados de promocionar la película argentina sobre este juego en los distintos países.

No hay que confundirlo con el Baby fútbol, que es como en Chile llaman al fútbol sala… pero con otras reglas. Ay, qué lío.


A mi edad me vengo a enterar que el futbolín al que yo jugaba no es español y encima que los españoles no hemos inventado el futbolín. Me queda el mito de los Chupa chups y el de la fregona…

2 comentarios:

  1. Pero también jugabas con reglas?
    Porque yo recuerdo que no se podía hacer ruleta, ni marcar con la media ni con la "guarra", que es como se llamaba al jugador más cercano a la mano en la delantera.
    Aquí no sé si aplican alguna. Aún no he jugado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi caso sólo jugábamos sin ruleta. Alguno colega que jugaba mejor si que jugaba sin guarra ni media. Ah, si uno perdía sin marcar un solo gol tenía que pasar a gatas por debajo del futbolín.

      Eliminar